Low Buy Year - Compras de Julio

lunes, agosto 12, 2019

¡Hola reinas! Bienvenidas al primer post del Low Buy Year. Esto es algo que he decidido adoptar desde finales de Junio de este año y mantenerlo durante... Mucho tiempo, por lo menos. ¿De qué se trata? Sobre todo en el mundo beauty americano se ha empezado a desarrollar este movimiento de métodos para comprar poco, así, a lo español. Creo que todas a las que nos gusta el maquillaje o el skincare hemos caído en la compra un tanto desenfrenada de cosas que después acumulamos y no usamos tanto (o nada). En este video de Youtube os explico mejor este proceso que pasé yo y la limpieza que hice en mi tocador además de una serie de consejos para llevarlo a cabo. Pero, ¡no os preocupéis! Porque tanto por aquí como en mi canal os traeré más consejos, actualizaciones y explicaciones más detalladas sobre este método.

Así que, entremos en materia. ¿Qué he comprado en Julio? ¿Me he mantenido en mis normas? Bueno, tengo que confesar que este mes ha habido un poco de trampa porque varias de las cosas que vais a ver han sido regalos. ¡Vamos a ello!


Empecemos con los regalos y son todos los de la marca de Milk Makeup. La filosofía y diseño de esta marca me recuerda a mi querida Glossier pero un poco más gamberra, cosa que me divierte, además de ser cruelty-free. No envía directo a España por lo que tenemos que usar MMB aunque en mi caso me lo han traído directamente desde Canadá (todavía estoy que no me lo creo).

  1. Sunshine Skin Tint SPF 30. Es una de sus bases de maquillaje y la que más me llamaba la atención porque es una especie de tinte facial, es decir, base de cobertura muy ligera y de acabado sheer (no mojado, pero un poco más que satinada) y además con protector solar, como a mi me gustan. Además tiene características hidratantes gracias a sus ingredientes: aceite de coco, jojoba, aguacate y semillas de uva entre otros. Su packaging es curioso porque tienes que apretar desde abajo y sale por una especie de bolita que aplicas directamente a la piel y da una sensación de frío súper gustosa. Por ahora es una de mis bases de cabecera en verano porque cumple lo que promete: Ser ligera, sintiendo que no llevas nada puesto, de cobertura ligera (pero tiene cobertura) y un acabado jugosito que acompaña muy bien a esta época del año. Mi tono, por cierto, es el Light.

  2. Lip + Cheek - Werk. Que soy una loca de los coloretes no es novedad, es el elemento dentro del maquillaje que más me gusta. Y como no tenía ninguno en este formato, tenía millones de ganas de probarlo. Elegí el tono más famoso y acerté de lleno, es de mis colores favoritos. Un rosa tostado neutro muy favorecedor que me conquistó desde la primera puesta hasta hoy, que no he dejado de usarlo. Este packaging es... único, la verdad. Y enorme, para qué engañarnos. Sale girando desde abajo y bueno, no es lo más cómodo del mundo para guardar pero sí para aplicar. Lo he probado con los dedos y con la brocha y de ambas maneras pigmenta una barbaridad aunque a la vez se difumina con mirarlo por lo que es facilísimo trabajarlo. Una gozada, babies. He escuchado que, aplicado directamente sin pasar por las manos o brocha se lleva la base de debajo pero yo tengo que decir que no lo he probado. Éste contiene mantequilla de mango entre sus ingredientes y aunque es un color mate deja un acabado jugoso en las mejillas precioso.

  3. Matte Bronzer - Baked. Con el mismo formato del colorete llegamos al descubrimiento del año: el bronceador. Y digo esto porque hasta la fecha solo tenía los Hoola de Benefit y no es que fueran mis favoritos así que no entendía el amor popular por el bronzer. Hasta que llegó este a mi vida. Las características son similares al Lip + Cheek e incluso comparte el ingrediente de la mantequilla de mango junto al aguacate, entre otros. Sin embargo este lo aplico directamente en la piel y aunque de "miedo" el tamaño que tiene, para nada. Se puede controlar perfectamente y después llega toda la magia. Con una brocha lo difumino y tardo menos de 10 segundos en hacerlo, dejando un efecto de bronceado perfecto. Lo juro, yo, que no tengo ni idea de broncearme la cara y tengo miedo de quedar como un conguito. ¡Es una pasada! En cuanto a tono y a cómo se difumina de forma natural. Mamma mia, qué creación beauty. A este le pongo un altar, por descubrirme una parte nueva del maquillaje que estoy aprendiendo a querer. Sin duda sería lo primero que recomendaría de la marca.


  4. Nars Voyageur Palette - Suede. Después de que acabara sacando de mi colección la paleta Naked Basic de Urban Decay porque la tenía desde hace muchos años y me parecía aburrida, aburridisima... echaba en falta una que hiciese el mismo papel: pequeña, versátil e ideal para diario/cualquier ocasión y travel friendly. Cuando llegaron estas a Sephora España me lo pensé un par de veces porque ya les tenía echado el ojo y a pesar de las pocas reseñas, decidí lanzarme porque Nars es mi firma favorita en cuanto a sombras de ojos. El tono que escogí es Suede y quizá sea la más neutral pero, a la vez, la más yo. Y he de confesar que especialmente la sombra Condesa fue la que me hizo dar el si. Es la más oscurita con brillos dorado rojizos y es que no tengo ninguna sombra similar en mi colección y últimamente me encanta maquillarme con ahumados sencillos de una sombra o dos. Y razón tenía, porque es preciosa y, para mi, tiene todo lo que suelo utilizar pero, sobre todo, disfrutar: Un dorado, un rose gold, una sombra oscura con destellos, la típica para marcar la cuenca, una rosada muy pálida brillante para iluminar y una especie de negro-marrón ideal para ahumados u oscurecer la cuenca. Para mi, esta paleta es lo que la Naked Basics debería haber sido y nunca han lanzado. 

  5. Facial Spray - Mario Badescu. Y especificando: Facial Spray with Aloe, Herbs and Rosewater. Después de terminar mi bruma de Sioris me quede sin un spray/tónico en este formato así que elegí este de Mario Badescu que ya acarrea cierta fama, incluso, dentro del mundo profesional de maquillaje. Revitalizante, iluminador y calmante gracias a sus ingredientes, lo elegí especialmente por dos de ellos. El aloe vera ayuda a las pieles deshidratadas a mantener el agua en la piel y no perderla a lo largo del día y el agua de rosas viene genial para calmar la piel y reducir las rojeces. La he usado poquito así que todavía no puedo dar un veredicto final pero sí puedo decir que huele mucho a rosa, que la sensación en la piel es muy agradable pero que su dosificador no es el mejor que he probado. Este tipo de brumas me gusta utilizarlas en rutinas rápidas como tónico o para refrescar el maquillaje si ha quedado muy mate, porque no suelo acordarme de utilizarlo durante el día.


¡Y ya está! Mi gasto total de este mes han sido 36€ porque, aunque no salga en las fotos, también compré un repuesto en Mercadona: mi mascarilla de pelo favorita hasta la fecha y un spray de Citronella, recomendación de Nikasiempre que es un placer echar en el cuerpo, en la casa y en toooda la cama antes de ir a dormir (me flipa el olor a limón, la verdad).

Este mes me he mantenido dentro de mis límites e incluso he tenido margen aunque cuento con el plus de los regalitos. ¿Qué tal lo habéis llevado vosotras? ¡Contadme cuáles han sido vuestras compras, que siempre es bueno bichear!

Un placer estar con vosotras de nuevo,
¡Un abrazo!

Desiree Verlangen

Publicar un comentario

Instagram follow @desireeverlangen