Light loves woman.

(1)comments

Hello, little deers ! Lo que se dice "Navidad" ya está aquí... Y ñañañaña. Tengo ganas sobre todo por una cosa: vacaciones. Y por comida <3. Ehehehehe. Y ya. Merece la pena pasearse por Madrid en invierno con las luces encendidas, es verdad... Pero ahí acaba mi historia con la Navidad este año. Quizá otro más o mejor. O quizá deba pasarme a otra cultura, who knows.

En cualquier caso os dejo con unas fotitos que hice en mi casa, probando con el tema del flash a Paris is Burning. Son rapiditas y poco preparadas, pero aún así... Mi gustan. Tienen algo. Ese "algo", jejeje.

Os dejo con ellas, no me extiendo mucho más.

PD: ¿qué le habéis pedido al gordito entrañable?


with love,
D.



2013... Qué de contrastes has tenido.

(0)comments

Hello little deers!

No sé si maldecir o adorar al 2013. Pensaba, hace poco en lo mucho que he pasado en este año. Cosas muy muy buenas y cosas muy, muy malas. Cuando pongo las cosas en la balanza... Se inclina hacia las cosas buenas, sin arrepentimientos. Quizá con preocupaciones. Sin embargo no puedo evitar sentir el peso de las consecuencias de las cosas malas, las que hayan pasado y las que continúan pasando.

Este año me he sentido extraña sobre todo por un motivo. Porque soy yo quien está luchando por mi vida. Parece una evidencia casi absurda pero... Pero no. No lo es. Al independizarme estoy aprendiendo muchas cosas, una de las cuales es a agobiarme, a equivocarme, a pasarlo mal en ocasiones... Pero sobre todo estoy aprendiendo a vivir mi vida, poco a poco y con torpeza todo hay que decirlo pero hacia delante. Quizá no bien o no del todo bien que yo quisiera pero... Sigo sin arrepentirme. Alguien me dijo, o leí, o escuché (no lo tengo claro) que lo peor que había en la vida era el arrepentimiento. Que hiciésemos lo que hiciésemos pero que jamás nos arrepitiesemos. Es el sentimiento más inútil y destructivo que existe y por suerte estoy lejos de él.
El caso es que sobre todo estoy aprendiendo a luchar. A valorar las cosas que tengo, que consigo. A sobrepasar y capear los temporales y, aunque hagan mella y tenga que recuperarme después las ganas son todavía mayores tras esto.
Es... Es lo que quería hacer, ¿sabéis? Es lo que tenía que hacer.