i called him 'Superman'.

(1)comments

Ey, little deers.

Hoy me he levantado con bastante mal humor, así que seré precisa y concisa en mi actualización de hoy.

El otro día (¿antes de ayer?) me fuí a Mordor (aka Fuente el Saz) para ver a mi señora madre y hacer un par de reportajes que todavía tenía colgando. Entre ellos, estaba el que le hice a Alberto. Se trataba de "una sesión en exterior" nada novedoso para mí porque siempre las estoy haciendo en exterior, pero aproveché porque tenía muchas ganas de volver a hacer una. La que hice con Paula ya me había abierto el apetito y Alberto tuvo que sufrir mi hambre, jejeje. Así pues como siempre me pasa, iba con una idea en la cabeza y acabó siendo otra cosa totalmente diferente, pero como me he enamorado igual no me importa lo más mínimo <3. La he titulado "i called him, Superman" porque realmente es algo que hice hace mucho tiempo y para mí siempre ha sido mi Superman. En todos los sentidos. No pretendía hacer lo que hice, como ya he dicho pero al final el subconsciente es más poderoso y acaba hablando por mí mejor de lo que yo quería hacerlo.

Así que no os entretengo más, ¡he aquí a Superman (granjero)!

with love,
D

(ÉSTA ES LA FOTO QUE DA NOMBRE AL TÍTULO)

"¡Rodando! ¡Dentro figurantes! ¡Caaaamiones!"

(3)comments

Os dejo un par de fotos que hice durante el rodaje del anuncio para Valdebebas (próximamente en los mejores cines, jajajaja no, va. En la tele). Yo y mi chico fuimos los encargados de hacer los videos (y montar, después) del making off aunque claro, todo esto sin ver ni un solo euro de recompensa. Ains... Los empieces son duros, los mires por donde los mires.

El caso es que fue una experiencia bastante buena, aunque agotadora (14 horas de rodaje un día, dormir 3 horitas y levantarse el domingo a las 3, para ducharse y estar allí a las 4. Y otras 7 horitas) y eso que no nos quedamos todo, todo el rodaje. Nos fuimos al segundo día, más o menos por la mitad porque teníamos ya material de sobra.

Aunque yo, en toda mi fiebre al ver la Arri Alexa y saber que estaba trabajando para una productora que dejó a Peter Jackson las cámaras 3D para el rodaje del Hobbit, solo podía pensar en que aparecería por cualquier lado. A pesar de que no lo hizo físicamente (¡será timidillo!) en mi mente sí que fue así.

En resumen; fue una experiencia agotadora, que sirve para dejarme meter la cabeza en este mundillo, que conocí a bastante gente (unos sorprendentemente majos, otros que se merecían un hierro candente por el orto), que aprendí cómo funcionaban las cosas...
... Y que hizo que, de alguna manera, me sintiese más cerca del cine.


with love, D.