Light loves woman.

(1)comments

Hello, little deers ! Lo que se dice "Navidad" ya está aquí... Y ñañañaña. Tengo ganas sobre todo por una cosa: vacaciones. Y por comida <3. Ehehehehe. Y ya. Merece la pena pasearse por Madrid en invierno con las luces encendidas, es verdad... Pero ahí acaba mi historia con la Navidad este año. Quizá otro más o mejor. O quizá deba pasarme a otra cultura, who knows.

En cualquier caso os dejo con unas fotitos que hice en mi casa, probando con el tema del flash a Paris is Burning. Son rapiditas y poco preparadas, pero aún así... Mi gustan. Tienen algo. Ese "algo", jejeje.

Os dejo con ellas, no me extiendo mucho más.

PD: ¿qué le habéis pedido al gordito entrañable?


with love,
D.



2013... Qué de contrastes has tenido.

(0)comments

Hello little deers!

No sé si maldecir o adorar al 2013. Pensaba, hace poco en lo mucho que he pasado en este año. Cosas muy muy buenas y cosas muy, muy malas. Cuando pongo las cosas en la balanza... Se inclina hacia las cosas buenas, sin arrepentimientos. Quizá con preocupaciones. Sin embargo no puedo evitar sentir el peso de las consecuencias de las cosas malas, las que hayan pasado y las que continúan pasando.

Este año me he sentido extraña sobre todo por un motivo. Porque soy yo quien está luchando por mi vida. Parece una evidencia casi absurda pero... Pero no. No lo es. Al independizarme estoy aprendiendo muchas cosas, una de las cuales es a agobiarme, a equivocarme, a pasarlo mal en ocasiones... Pero sobre todo estoy aprendiendo a vivir mi vida, poco a poco y con torpeza todo hay que decirlo pero hacia delante. Quizá no bien o no del todo bien que yo quisiera pero... Sigo sin arrepentirme. Alguien me dijo, o leí, o escuché (no lo tengo claro) que lo peor que había en la vida era el arrepentimiento. Que hiciésemos lo que hiciésemos pero que jamás nos arrepitiesemos. Es el sentimiento más inútil y destructivo que existe y por suerte estoy lejos de él.
El caso es que sobre todo estoy aprendiendo a luchar. A valorar las cosas que tengo, que consigo. A sobrepasar y capear los temporales y, aunque hagan mella y tenga que recuperarme después las ganas son todavía mayores tras esto.
Es... Es lo que quería hacer, ¿sabéis? Es lo que tenía que hacer.


Back to school, vídeo and photography.

(3)comments

Ey there, little deers!

¿Alguien más he tenido una vuelta a las clases? Espero que, si es así, la hayáis llevado bien. A decir verdad a mí me ha costado bastante. Tanto el volver (no estaba preparada mentalmente, maldición) como las propias clases en sí. No solo eso, si no que este es mi segundo año en un Grado Superior, lo que quiere decir que tengo prácticas. Lo que a su vez quiere decir que termino las clases en Marzo. Lo que a su vez quiere decir... ¡¡QUE TENGO TODO DEMASIADO CONDENSADO!! Y demasiados trabajos, buuhh. Si ya solo los de una asignatura aturullan, pues las del resto no quiero imaginarme. ¡Pero bueno! Será un añito, un añito difícil y cansado donde me enrabiaré y me desesperaré muchísimo pero estoy segura; terminaré sacándolo adelante.

I can promise.

La verdad es que tenía pensado subir la review de Bioshock Infinite, pero como con la última actualización ya os dí la coña mucho, esta vez toca un post más relajadito, con fotos.



Aún así, os pongo el vídeo que subí para que pudieseis ver el libro que pedí hace poco, The art of Bioshock Infinite. La verdad es que estoy terriblemente enamorada de este libro, su ambientación, su historia, su diseño... Hacía tiempo que no me pasaba y, francamente, lo estoy disfrutando de lo lindo. Así que siento mucho si soy pesada, asgsdfajxsa.

Bueeeeno, ahí va.



Espero que os haya gustado como a mí :D y si os animáis o ya lo tenéis y/o habéis jugado al juego, no dudéis en decírmelo. ¿Qué os ha parecido?

Así pues, sin más dilación os dejo con la sesión que hice el viernes con LillyHepburn.
(A mi me encanta *_*).


with love,
D.

Sesión de cosplay gratis + 12 retratos de Paula

(2)comments

Ey there, little deers! Antes de nada, decir que ya soy libre. He terminado los exámenen por fín aunque bueno, lo hice el viernes. Creo que todavía no lo tengo asumido. Y todavía estoy nerviosa por saber si todo ha ido bien o no, aunque algunos resultados ya los tengo, no son todos y... ¡¡Eso me mata por dios!! No sé si llamarles vagos o ir a hacer presión al más puro estilo Dori.

En cualquier caso, tengo unos días de vacaciones antes de empezar el último año en la escuela, con tres mesecitos de prácticas. Con todo eso, espero además ponerme a trabajar antes de Marzo, o moriré de hambre leeeentameeeeente...

Para ello, como sabréis los que me seguís por Facebook, Twitter o deviantART, estoy empezando a mover el tema de vender sesiones. Con la experiencia que tenemos (Bonnie&Clyde) y el equipo con el que poco a poco nos hemos ido haciendo (tengo en camino unos filtros de degradado y un ring flash <3) es hora de ponernos en marcha en este camino que hemos elegido. Va a ser duro, de hecho ya está siendo duro pero todos los inicios son así y si no hay lucha, no hay victoria (decidselo a los espartanos, que ellos saben bien). ¡Pero bueno! En ello estamos.

Por lo pronto, por si alguien no se ha enterado...

Hemos decidido introducirnos en el mundo del cosplay. Siempre ha sido una hobbie que a mí (bonnie) siempre me ha gustado, de hecho tuve mis pinitos en el tema, por lo que ahora que estamos dedicándonos en serio a la fotografía y vídeo, queremos probar qué tal la experiencia en este sector y si podemos continuar también por ese camino. Esa es la razón por la que estamos ofreciendo sesiones de cosplay gratis a personas que, en principio, vivan en Madrid. Es ABSOLUTAMENTE gratis, solo queremos vuestras caritas, vuestros trajes y vuestro arte, jeje. Si alguien está interesado, por favor que se ponga en contacto con nosotros a través del email: bonnieandclydegroup@gmail.com a través de mi deviantART o a través de mi facebook. Tenemos muchas ganas de llevar a cabo este proyecto así que por favor, solo me queda deciros que sin ningún problema, ¡¡os animéis!!

¡Que más, qué más...! Bueno, ayer me llegó la peluca de Mérida <3 o al menos una parte de ella, ya que he pedido dos porque sabía lo que iba a pasar: no todo el volumen que yo quería y demasiado corta, pero quitando esos dos detalles tiene un pelazo precioso, unos rizos muy, muy bonitos y un color perfecto.

Lamento que no se vea bien el color como es en realidad, pero para que os hagáis una idea:


Tengo unas ganas increíbles de tener el vestido ya terminadito y en mis manos <3 ehehehehe. Mañana iré a por las telas para vestir al dothraki y otros 4 más de escoceses. ¡Al final los he enrolado! Lo cual me alegra mucho y me hace más ilusión todavía, jejeje.

Llevo unos días emocionalmente... un poco tocada e inestable, así que no voy a enrollarme más, voy a ver si consigo hacer algo productivo con mi vida.

Os dejo las fotos que edité de Paula con el Jersey, dentro del trabajo "12 retratos de una misma persona".

(Además, se ve parte de mi casita, ehehehehe)


with love,
D.


i called him 'Superman'.

(1)comments

Ey, little deers.

Hoy me he levantado con bastante mal humor, así que seré precisa y concisa en mi actualización de hoy.

El otro día (¿antes de ayer?) me fuí a Mordor (aka Fuente el Saz) para ver a mi señora madre y hacer un par de reportajes que todavía tenía colgando. Entre ellos, estaba el que le hice a Alberto. Se trataba de "una sesión en exterior" nada novedoso para mí porque siempre las estoy haciendo en exterior, pero aproveché porque tenía muchas ganas de volver a hacer una. La que hice con Paula ya me había abierto el apetito y Alberto tuvo que sufrir mi hambre, jejeje. Así pues como siempre me pasa, iba con una idea en la cabeza y acabó siendo otra cosa totalmente diferente, pero como me he enamorado igual no me importa lo más mínimo <3. La he titulado "i called him, Superman" porque realmente es algo que hice hace mucho tiempo y para mí siempre ha sido mi Superman. En todos los sentidos. No pretendía hacer lo que hice, como ya he dicho pero al final el subconsciente es más poderoso y acaba hablando por mí mejor de lo que yo quería hacerlo.

Así que no os entretengo más, ¡he aquí a Superman (granjero)!

with love,
D

(ÉSTA ES LA FOTO QUE DA NOMBRE AL TÍTULO)

"¡Rodando! ¡Dentro figurantes! ¡Caaaamiones!"

(3)comments

Os dejo un par de fotos que hice durante el rodaje del anuncio para Valdebebas (próximamente en los mejores cines, jajajaja no, va. En la tele). Yo y mi chico fuimos los encargados de hacer los videos (y montar, después) del making off aunque claro, todo esto sin ver ni un solo euro de recompensa. Ains... Los empieces son duros, los mires por donde los mires.

El caso es que fue una experiencia bastante buena, aunque agotadora (14 horas de rodaje un día, dormir 3 horitas y levantarse el domingo a las 3, para ducharse y estar allí a las 4. Y otras 7 horitas) y eso que no nos quedamos todo, todo el rodaje. Nos fuimos al segundo día, más o menos por la mitad porque teníamos ya material de sobra.

Aunque yo, en toda mi fiebre al ver la Arri Alexa y saber que estaba trabajando para una productora que dejó a Peter Jackson las cámaras 3D para el rodaje del Hobbit, solo podía pensar en que aparecería por cualquier lado. A pesar de que no lo hizo físicamente (¡será timidillo!) en mi mente sí que fue así.

En resumen; fue una experiencia agotadora, que sirve para dejarme meter la cabeza en este mundillo, que conocí a bastante gente (unos sorprendentemente majos, otros que se merecían un hierro candente por el orto), que aprendí cómo funcionaban las cosas...
... Y que hizo que, de alguna manera, me sintiese más cerca del cine.


with love, D.


















My cristal bird. My cosmos little bird.

(0)comments

Cuando alguien dice algo semejante, lo archivamos como un cuento, una exageración, un "no te lo crees ni tú". Me hace gracia cuando, mirándoles casi despectivamente espero a que la vean cruzar la esquina y encontrarse con ella.
Si alguien ha visto Drácula, creerá en la poesía, en ver y sentir la poesía. Si alguien pone sus ojos sobre ella, creerá en lo increíble.

De las cosas que más me gustaban ver era cómo su pelo se deshacía en un río de pequeños puntos luminosos que se movían constantemente tras ella, envueltos en una oscuridad que dañaba mirar. Y tenías que seguirla, porque era imposible no hacerlo. Era hipnótica, tenía magia corriendo por sus venas, una traviesa y consciente magia que estaba ansiosa por regalar y que sin embargo, no era capaz de dar. Porque eso era ella, un río de colores brillantes que se entretejían y se separaban en un mundo de oscuridad infinita. Pero, ¿sabes qué? Que ella no iba a tí, aunque lo pareciese. Ella era un punto suspendido en todo su cosmos, solitario. No podía ver el torrente de luz que era porque le cegaba su propio resplandor, y caminaba arrastrando sus sandalias en su días más raros. Cuando no, iba saltando de piedra en piedra, tomándose como una cruzadas santa no caerse, ni tropezarse ni salirse de las líneas que había trazado. Y casi siempre lo conseguía, ¿sabéis? Pero a veces no.

Y es ahí donde la conocí. No la había visto nunca, pero algo en el charco del suelo había llamado mi atención. Un reflejo rápido, como una quimera, una gota cayendo, un reflejo del atardecer, algo que no podía ni puedo explicar. Y como perdida, como perdida en esa ciudad que me encontraba me dí la vuelta y giré la esquina.

Ella estaba a punto de tropezarse en ese juego de saltos y desafíos y yo sencillamente estaba ahí. Quieta, sorprendida. ¿Qué era, qué demonios había encontrado? En mi cabeza, su vestido blanco era interminable y se elevaba pícaro a su alrededor, como viento condensado y su pelo... su pelo era como una vía láctea terrenal. No le vi la cara, y ella tampoco me vio en ese momento pero cuando tropezó, me encontré a su lado agarrándola sin permitir que cayera.

Y después de eso, me dí cuenta. Que hasta ella tienes que llegar. A veces no te lleva nada, a veces tienes que buscar el camino... A veces ella grita, ella habla, ella canta y ella llora y nadie es capaz de escucharla, y si el viento trae hasta tí algo de lo que la llena y la quema, entonces saldrás corriendo y pisarás el agua para encontrarla.

Cuando se giró y nos miramos a la cara, nos quemó el contacto que había hecho yo con los voltios de un rayo, pero no quitamos la mano. Ella me agarró más fuerte, sorprendida y casi temerosa. Y yo sentí que había profanado un templo escondido... Pero no pudimos soltarnos. Y, cuando nos encontramos, el cielo se volvió loco. La tierra hablaba a través de ella, me advertía de lo peligrosa que era, de que aunque en su fragilidad, era una dama de hierro, era una guerrera que había transcendido eras y civilizaciones. Que lo que tenía delante era el resultado de millones de días, y de noches, de cielos, mares y planetas. Que si se me ocurría soltar su mano, la tierra se abriría y saltarían cadenas de mithril para atarme las piernas y llevarme al final de todo.
Pero no me hizo falta nada de eso.
Porque allí estaba ella.
Porque era el descubrimiento de mi vida, porque me había enamorado de alguna manera de esa criatura que, si echaba a volar no solo podía tapar el sol del mundo, si no que a través de ella se creaba un caleidoscopio de cristales que lo iluminaban todo.
Porque jamás podría apartarme de su lado. Por mí, por ella, y por nuestra necesidad.
Porque no quería, ni quiero.


No siempre he cumplido esa promesa que, sin palabras, le hice un día... Pero el sentimiento que descubrí cuando la conocí, sigue ahí. Latente. Vivo. Cada vez más fuerte...
... Y un día va a volverme loca.

For u, G.


Desirée.





Reflexiones + fotos

(1)comments

Vida, ¿por qué me desconciertas tanto? ¿Me gusta pese a todo? La firme respuesta de mi yo más natural dice "sí" y no tiene ni un segundo para dudarlo pero escucharlo, hacer caso de ella es algo muy, muy peligroso. Desde hace un tiempo aquí, cada vez está rondando más lejos de la oscuridad a la que solía estar agazapada soltando de vez en cuando algún gruñido de advertencia que terminaba por pasar sin pena ni gloria. Era cuando se levantaba y temblaba la tierra cuando todos nos girábamos a mirarla y nos dábamos cuenta de que estaba ahí. Y nos recorría un escalofrío por toda la espalda. Nos estaba perdiendo el miedo a todos, cada vez avanzaba un poco más hacia la luz, una posibilidad que siempre había sido real porque ninguna cadena podía contenerla. Era ella misma la que, a pesar de todo su poder, se mantenía a distancia, insegura, terrible.
Pero ya no. Ya nunca más volvería a aquel agujero. ¿Nos preocupamos? Claro que lo hacemos. Al fin y al cabo, es un ser capaz de meterse entre los cimientos del mundo y destrozarlos a placer.














100 unknown portraits.

(0)comments

Os dejo con algunas fotografías que hice para el reportaje de "100 retratos de desconocidos" como trabajo de escuela. Están hechas en Plaza España, Madrid y todas habiendo pedido permiso previo. Espero que las disfruteis... No es uno de mis mejores trabajos pero también está hecho con cariño.





















video art | HIDDEN DETAILS

(0)comments

Hoy solo quería enseñaros un vídeo que grabamos dos amigas y yo. El proyecto está destinado a un ejercicio universitario de waiting for alice, que ha sido una de las modelos, directora del vídeo y además quien lo ha editado. Por otro lado, paris is burning es la modelo principal y yo he rodado las imágenes. La verdad es que estoy encantadísima e ilusionada porque el resultado a mí me ha parecido maravilloso... Y porque tenía ganas de empezar a hacer videos de este tipo. Seguiremos mejorando, por supuesto y además, espero que pronto Azucena (paris is burning) esté buena de la voz para poder terminar de grabar y poner a punto su "videoclip" que grabamos hace unos meses.

Espero que os guste tanto como a mí, así que sin más...


with love, 
D



Me.

(1)comments

Llevo días pensandolo sin pensar. Sintiéndolo sin darme cuenta, pidiéndoselo a mi día a día, a mi vida. Exigiéndome a mí misma, diciéndome que puedo conseguirlo, que esta vez sí. Y todo eso sin darme cuenta, entre cafés y conversaciones, entre peldaños y planes de fin de semana. En el fondo, en cada pequeño acto ahí está. Susurrándome, apretándome, acariciando mi espalda. Vamos. El hecho de no ser capaz, de no conseguirlo no tiene cabida, aunque el miedo me rodea, me deja sin respiración a veces, me recuerda que soy más mortal de lo que quiero reconocer... y eso, al final, supone la diferencia entre acceder a lanzarme al vacío y no hacerlo.

Desde que empezó este año, la necesidad se hace más grande. Late al mismo tiempo que mi corazón, con la misma frecuencia... incluso con todavía más fuerza. Ya no sé quien es quien, ya no distingo lo que quiero, de lo que es. Ya no sé que es realidad y qué fruto de mi imaginación.

A tí, 2013. Sólo te digo que esta vez voy a levantar las manos y gritar mi nombre. Porque estoy aquí, y esta vez... sí.